5 trucos para tener los pies calientes en invierno

5 trucos para tener los pies calientes en invierno 08 ene 2018

No importa que te abrigues mucho, si tienes los pies fríos tendrás frío en todo el cuerpo. Es muy desagradable tener los pies fríos ya sea al salir a la montaña, al caminar por la ciudad o al estar en el sofá de casa. Te damos 5 consejos básicos para mantener tus pies calientes.


1. Escoge los calcetines adecuados

El primer paso es escoger unos calcetines adecuados, mucha gente cree que la mejor solución son unos calcetines gordos, pero esto no es siempre así, unos calcetines gordos aumentan la presión en el pie y dificultan la circulación de la sangre. Es importante utilizar unos calcetines transpirables, que regulen la humedad del pie y que no sean muy gruesos.

Escoge los calcetines adecuados

Es muy importante escoger el material adecuado de los calcetines. Nuestro consejo es que no sean de algodón ya que tiene muy poco poder aislante y absorben mucha humedad. ¡Utiliza calcetines de lana! La lana tiene una gran capacidad aislante y absorbe pero expulsa la humedad manteniendo tus pies secos. Además, los calcetines de lana no necesitan ser gruesos para mantener tus pies calientes y los podrás utilizar con cualquier zapato.

Consejo extra: Lleva siempre un par de calcetines extras los días de lluvia, podrás cambiarte si se mojan.

2. Utiliza unos buenos zapatos

Utiliza unos buenos zapatos

Los zapatos son la primera línea de protección de tus pies contra el frío y la humedad, juegan un papel muy importante aislando la humedad y el frío. Deberías utilizar siempre calzado transpirable e impermeable, que permitan mantener los pies secos. Olvídate durante unos días de los elegantes zapatos de tacón o las deportivas.

Asegúrate de revisar tus zapatos periódicamente y de mantenerlos siempre hidratados y protegidos. Si necesitas cualquier reparación o consejo de mantenimiento ven a vernos.

3. Utiliza unas plantillas

¿Sabías que perdemos mucho más calor corporal por el hecho de estar de pie sobre una superficie fría que por estar en contacto con el aire frío? Es fácil arreglarlo y crear una capa de aislante extra utilizando unas buenas plantillas, además te proporcionará un extra de confort y amortiguación. Puedes encontrar las plantillas más adecuadas a cada necesidad en tu  tienda MISTER MINIT más cercana.

4. Activa tu circulación

Activa tu circulación

Si empiezas a tener fríos los dedos de los pies no esperes, anda un rato, salta y muévelos. La actividad física incrementa el flujo sanguíneo hacia nuestras extremidades mejorando la circulación y subiendo la temperatura ¡Contra el frío actívate!

5. Seca bien tus zapatos

Lo has oído miles de veces, pies mojados igual a pies fríos. Cuando llegues a casa sácate los zapatos mojados y déjalos secar bien, puedes hacer unas bolas de papel de diario y ponerlas dentro, absorberán la humedad y secarán los zapatos. No te pongas nunca unos zapatos mojados o húmedos, tus pies se enfriarán mucho más rápido si están mojados. Utiliza siempre calcetines y zapatos secos.

Consejo extra: Si se te han mojado y ensuciado los zapatos límpialos y sécalos antes de que las manchas y la suciedad penetren en el calzado. Utiliza un protector para protegerlos de la lluvia y la suciedad, te ahorrarás muchos disgustos y mantendrás tus zapatos siempre secos, ya sabes, más vale prevenir que curar. Ven a buscar tu protector de calzado a tu tienda MISTER MINIT más cercana.